3 Claves para trabajar de forma remota con eficacia

Si algo hemos aprendido tras la pandemia es que trabajar de forma remota es posible. No sólo eso, si no que además se ha demostrado que puede ser algo muy positivo tanto para la empresa como para el trabajador.

equipo teletrabajo

Para empezar, debemos tener en cuenta los datos.

Según las estadísticas elaboradas por la ONTSI (Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad) España era el país europeo con menor incidencia del teletrabajo antes de marzo de 2020. Tan sólo 1 de cada 4 personas había teletrabajado antes de esa fecha. Tras marzo de 2020 un 32% de la población comienza a teletrabajar en 2020 por primera vez. El décimo porcentaje más bajo de la Unión Europea.

En el contexto de normalidad el 84% de la población española desearía teletrabajar. Puedes ver los datos completos del estudio clicando aquí.

Todo indica que el teletrabajo es positivo, ha venido para quedarse y puede resultar tan eficaz y eficiente como asistir a la oficina, puede incluso que más.

No obstante, hay ciertos aspectos sobre los que hay que incidir para desarrollarlo con éxito.

En primer lugar, para poder determinar las claves para trabajar de forma remota de forma eficaz debemos identificar que ventajas y desventajas tiene la realización del teletrabajo tanto para el empresario como para el empleado.

¿Qué beneficios aporta el teletrabajo para una empresa? ¿y para el trabajador?

Algunos de los beneficios que supone el teletrabajo para el trabajador son:

  • Reducción del estrés, su hogar ofrece un entorno más relajado que la oficina.
  • Cambio de ambiente, lo que fomenta la creatividad.
  • Flexibilidad de horarios, si has pasado una mala noche puedes descansar un poco más o llevar un ritmo más relajado siempre que al final del día los objetivos se cumplan.
  • Disminución del tiempo y los gastos de desplazamiento.
  • Mejor conciliación de la vida personal.
  • Mayor autonomía y responsabilidad.
  • Posible aumento de la productividad. Esto es algo que puede variar, aunque se ha demostrado que con el trabajo remoto la productividad aumenta un 13%, cada trabajador es diferente y muchos de ellos dicen concentrarse más en la oficina.

✅ Él éxito de la empresa va muy ligada al bienestar de sus trabajadores, por tanto, los beneficios del teletrabajo para el empresario están íntimamente ligados con los beneficios que resultan para el trabajador:

  • Empleados más relajados y satisfechos.
  • Mayor compromiso con la tarea. Agradecerán la confianza que les brindas al permitirles trabajar desde casa.
  • Aumento de la productividad. Como comentábamos anteriormente diversos estudios han demostrado que trabajando desde casa puede aumentar el rendimiento de los trabajadores hasta un 13% más que desde la oficina.
  • Ahorro y mejor aprovechamiento de los recursos. Si parte de tus empleados trabajan desde casa no necesitaras tener una oficina muy grande ni invertir en más mesas o recursos energéticos.

❌ Por el contrario, algunos de los inconvenientes que tiene trabajar en remoto para el trabajador son:

  • Desvinculación con la organización
  • Disminución del contacto con los compañeros, jefes y clientes.
  • Sentimiento de aislamiento del trabajador.

Y desventajas para el empresario:

  • Desconfianza y sensación de falta de control ¿Cómo sé si mi trabajador está realmente trabajando? ¿Cumplirán los tiempos? ¿Habrá entendido mis instrucciones?
  • Mayor esfuerzo en la motivación.
  • Desvinculación con sus trabajadores.

Para que el teletrabajo resulte eficaz es importante que el trabajador siga sintiéndose parte de la empresa y del equipo. Así como que el empresario vea que el equipo sigue siendo productivo y organizado. ¿Cómo lograr esto?

Las claves para el éxito del teletrabajo son básicamente 3: comunicación, organización y medición.

1º COMUNICACIÓN

La comunicación es la pieza clave en muchos ámbitos, incluido el laboral. Si vas a implantar el trabajo remoto en tu empresa es crucial que haya feed-back por ambas partes.

· Los encargados deberán estar en constante comunicación con los empleados y estos a su vez con sus compañeros. Para lograr esto puedes servirte de múltiples herramientas digitales o diseñar un software a medida específico para las necesidades de la empresa. Implanta plataformas de comunicación de chat como por ejemplo Slack o redes sociales internas como una intranet.

· No dejes de formar a tus trabajadores en el uso de estas herramientas para que sean ágiles y eficaces en su comunicación.

· Realiza reuniones por videollamada las veces que haga falta. Puede ser una vez al día o una vez por semana. Se debe facilitar la comunicación y la organización pero sin que los trabajadores lleguen a sentir que se les intenta controlar absolutamente todo.

· Tanto el empleador como los trabajadores deben tratar de ser comunicativos de más con cuándo/cómo/qué esperar. En la oficina ya pueden surgir malentendidos así que no estando presencialmente habrá que poner un extra de atención.

2º ORGANIZACIÓN

· Comienza realizando una lista de cosas físicas que los trabajadores puedan necesitar. ¿Una silla ergonómica, material de oficina, nuevo hardware, mejorar la conexión en la casa de tu empleado?

Los trabajadores por su parte deberán asegurarse de disponer de un espacio en el que se sientan cómodos y concentrados para trabajar.

· Organiza los equipos de trabajo. Establece la lista de tareas que desarrollará cada equipo y cada trabajador. Define qué plataformas y herramientas necesitarán para realizar cada función. Indícales la prioridad de cada tarea y los tiempos que deberán dedicarle.

· Plantea objetivos que puedan alcanzar a corto, medio y largo plazo.

· Motiva y agradece. Es fundamental que los empleados se sientan motivados, tanto por parte del empleador como por sus compañeros. Para crear equipo hay que agradecerse y felicitarse con los logros obtenidos. Pueden crearse pequeñas recompensas para cada ocasión.

3º MEDICIÓN

Es muy importante medir los resultados obtenidos para saber si el trabajo remoto está resultando productivo y eficaz. Tanto el empresario, como el trabajador a nivel de equipo y a nivel individual deben medir sus progresos.

Para ello habrá que tener muy en cuenta el punto 2, la organización.

¿Se han cumplido los objetivos establecidos en el tiempo pactado? ¿Se han superado las expectativas o hemos sido demasiado ambiciosos marcando los plazos o los resultados? ¿Ha habido algún malentendido o problema de comunicación o bien ha sido todo bastante ágil y fluido?

Y es aquí cuando nos damos cuenta que vuelve a ser muy importante el punto 1, la comunicación. Es muy importante dejar claro lo que se ha conseguido y cómo nos hemos sentido trabajando o dirigiendo desde casa.

Midiendo los resultados conseguiremos comprobar, tanto si hemos conseguido los resultados esperados, como establecer mejoras y ajustes en el equipo.

Cuenta con FidiasPro para ayudarte a implementar herramientas y estrategias que te permitan desarrollar el trabajo remoto de forma exitosa: info@fidiaspro.com | 722 81 12 81

¿Te gusta este artículo?

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter